Menú

No había amanecido, cuando me desvelé en mi cama, y mire, aun con los ojos semi-cerrados, el despertador… 5:15h, imaginé entonces, como sería este fin de semana, un fin de semana cordobesista, con el mejor broche final, una victoria blanquiverde en Huesca.

Imaginé, que me levantaría, y me ducharía. Después del baño, me vestiría a toda prisa, ropa cómoda, ya que me esperaría un duro viaje en coche. Mi ropa, doblada al lado de mi bufanda de Incondicionales CCF y pequeña maleta, esa que me acompaña fielmente a todas mis aventuras, cuya meta es seguir y animar al Córdoba CF en cada desplazamiento.

Desayunaría con mi padre, ambos ansiosos por salir ya. “Nos esperan en la estación de AVE, en Zaragoza”, esbozó mi padre, tomándose el café, asentí con la mirada. En mi cabeza ya se dibujaría el plan a seguir durante el día. Después del desayuno, nos montaríamos en el coche. Como tónica habitual, mi padre pondría la radio. Noticias que se escucharían de fondo, entre conversaciones cordobesistas con mi padre. En mi interior os confesaré que es la parte de los viajes que más me gusta. Charlas tácticas, anécdotas de otros viajes, hacen que el tiempo pase veloz, y el viaje sea más ameno.

En la estación, recogeríamos a dos amigos cordobesistas mas. Los 4, desde Zaragoza, pondríamos rumbo a Huesca. Mismo modus operandi. Risas, chascarrillos, tweets que se leen, posibles alineaciones… todo vale, para que, en ese coche, el tema principal sea nuestro querido Córdoba CF. Antes de salir, nos encomendaríamos a la virgen del Pilar. Habría que aprovechar la ocasión, para pedirle por nuestro equipo y la victoria en tierra oscense.

Ya en territorio de Huesca, tendríamos una cita con la peña “fenómenos oscenses”. Con ellos, seguro que nos pondríamos de comer hasta arriba, de cantar canticos mientras entre plato y plato disfrutamos del hermanamiento. Seguro que nos pondrían música, y tomaríamos unas copichuelas. Allí, la verdad, que lo pasa uno muy bien, el trato siempre es exquisito.

Sería turno ya de descansar del primer día en Huesca, mañana día de partido, sería más épico aún.

 Ya no podía estar más en la cama, me encontraba anhelante, el tiempo pasa lento, inamovible ante mis idas y venidas en la cama, y mi lucha contra la almohada por situarla perfectamente en sintonía con mi cuello. Miré de nuevo el despertador y no eran ni las 6 de la mañana. 

Curioso, mi cabeza, ya había edificado una jornada completa en Huesca, y el tiempo en mi habitación no había pasado de media hora… Vi oportuno seguir pensando, en silencio, como sería el día del partido. 

Me figuraba que, me levantaría con una sonrisa la mañana de partido. Después de un sueño reconfortante, me despediría de ese hostal en Huesca, con un solo objetivo en mente, GANAR. Como si de unos guerreros se tratarán, mi padre y yo nos ataviaríamos con bufandas y con la blanquiverde. Listos para la lucha en el “Alcoraz”. Para esta pugna en el verde, no estaríamos solos, guerreros de otras peñas cordobesistas nos acompañarían en el fragor de la batalla. Pero no quisiera adelantarme en los acontecimientos, conociendo a mi padre, comeríamos de nuevo, en algún restaurante que ya hubiéramos conocido con anterioridad. Costumbres que él tiene. El restaurante seguro que recuerda con anhelo partidos épicos como el del ascenso que ya tuvimos en estas mismas tierras hace años. Seguramente, después de comer, pasearíamos por la ciudad, -la calma antes de la tormenta-, me haría ilusión, encontrarme con algún jugador, y alentarlo.

Y sin mas dilación llegaría la hora del partido. Dios, siento que mis pulsaciones están a tope. ¿Qué hora será ya? 6.11…ufff Ya me veo entonando el “sobre el campo, la verdad…” ¿jugará Xisco? ¿qué sistema utilizará Oltra? ¡Me encanta fantasear cómo será el partido, los goles, Xisco, en un córner…GOOOLL!!! Florin solo solo… GOOOOL ufff, estoy riéndome, solo en mi cuarto solo de pensarlo.

+ ¿estas despierta, Rocio? Se escucha una voz bajita, al lado de mi puerta…

-               Sí, papá

+  Vamos, levántate y vamos a desayunar, hoy vamos a Huesca, y mañana, ganamos allí. Seguro.

 

     Rocío Fernández Loeches.

Volver

 

Adiós cochera, ahí te quedas

nos vamos a un local cercano

más puntero y menos malo

buen futuro a los que hospedas.  

 

En tierra hostil recibidos

entre vecinos divididos

“que bien está quedando”

otra denuncia al canto.

 

Pintar las rejas vaya arte

fatigoso así te deja

aunque a la gente aparte

con el spray dorado perpleja.

 

Maldito techo, que me matas

esto no se acaba nunca

ni el saludo en la radio

no hay problema que nos hunda.

 

 

Dale barniz a ese banco

que pestazo, vaya invento

que si lo sé no me vengo

¡ay dios mío!, aquí palmo.

 

¿No seréis anticondicionales?

nos dijo un gorra desarrapado

me voy a fondo con ustedes

yo siempre os he apoyado”.

 

Que el del vinilo ya viene

que está ocupado el hombre

echó un vistazo a los cristales

y dijo, “ya os llamaré, chavales”.

 

Que tu serás abogado,

aunque me enseñes la tarjeta

pero yo como buen jeta

actúo como cuñado.

 

Adictos al Monster este año

con todo lo malo que refleja

da menos miedo que la reja

que gobierna el cuarto baño.

 

 

Cazador que tus cervezas

dejas de forma descarada

que sepas que eres un inmundo

de profunda jeta ilustrada.

 

Anécdotas miles en

esta obra majareta

vaya risas con Donoso

legendaria jugarreta.

 

Y aquí se termina la obra

volver siempre es reconfortante

aunque de esta maniobra

todo haya sido edificante.

 

Miraba las olas, sin prestar mucha atención a nada en especial. Aquel día de verano, se presentaba como otra jornada rutinaria dentro de las vacaciones de verano. Cuando echando un vistazo a twitter, leí un RT "Concurso de carteles" "Solo hay que enviar UN cartel motivador" exponían sus normas. Aquella tarde usual, se había convertido en todo un desafío. Incondicionales, para mí en aquel tiempo, era ese vecino de "enfrente" que saludas y sabes de su existencia, pero poco más. Yo no soy ningún diseñador bueno (aunque alguien se empeñe en decir lo contrario) ni siquiera he estudiado diseño gráfico, solo me gustaba usar Photoshop para fines joviales, pero aquella tarde era distinta. En mi cabeza había como 50 ideas, mandé al correo del concurso cerca de 20 diseños. "Un cartel motivador" eso decían las normas... Me propuse ganar ese concurso; no he mencionado el premio (que era muy bueno) porque, estimado lector, el premio de verdad vendría luego, más tarde. En la playa, allá por Julio, recibí un WhatsApp. Estaba entre los finalistas. No podía dejar de pensar, en ganar. Ganar un simple concurso qué tontería, ¿verdad?  no por el reconocimiento, que entre usted y yo, me daba igual. Sino por sentirme realizado de alguna forma. Sentir que el esfuerzo y sobretodo mis ideas impregnadas en unos diseños, valían la pena. Y cuando el sol decidió esconderse, llegó el ansiado WhatsApp. Había resultado ganador del concurso. Quede por escrito que parecerá infantil. Quizás sobredimensionado, pero aquella felicidad no solo alegro mis vacaciones sino mi ánimo en aquel verano. Lo había logrado, me propuse un objetivo y lo superé.

El premio de verdad, como decía, vendría luego. Conocer a una gente nueva, y que te acojan desde el primer día como uno más, es una sensación fascinante, os lo aseguro. Me pidieron consejo, sobre la tipografía que llevaría el tifo. Es decir, sin conocerme, compartieron conmigo su “secreto mejor guardado”. La realización de un tifo que, más tarde, volvería loco de gusto al cordobesismo. Y ahí estaba yo, hablando de letras, tipografías, y estilos, con una gente que llevaba -horas conociendo- y sobre un “secreto” que ellos mimaban hasta la tarde-noche del primer partido del Córdoba CF, en casa. Decididas las letras, les eché una mano, “tifando”. Primero, perfilando las letras, y algunos detalles del tifo, luego, seleccionando la pintura para pintar -a mano- un señor tifo. Esas tardes, (duras tardes, con turnos de trabajo intenso mañanas y tardes) las recuerdo divertidas, con anécdotas y situaciones ocurrentes. Yo era uno más; no era la primera vez que realizaba un tifo (participé en el tifo contra el Xerez) , pero para mí fue igual o más especial que la primera ocasión. Terminado y doblado el tifo (que bien queda escrito, y que duro es hacerlo), el día del partido Córdoba – Valladolid se desplegó y lució un trabajo, que apenas duró unos minutos sacado, para disfrute de todo el Cordobesismo. Un comienzo, prometedor, con Incondicionales. Quedé atrapado con una gente, con la que cada segundo de tiempo, merece la pena disfrutarlo a su lado.  

 

 

 

Desde esa realización del tifo, hasta hoy en día, he vivido muchas experiencias.

He sido Fernando, Samuel, he sido Ángel, he sido Mary. Desde que gané el concurso de diseño, protagonizado por Incondicionales, este grupo me atrapó. Me explico. Imagínense, presentarse, ante un grupo de gente, desconocida. En su propio territorio, y en su propio ambiente. He sido Alejandro, Sergio, he sido Rubén. Presentarse ante ellos, para adquirir un premio, que consistía en 15€ de gasto en su sede, y una hermosa bufanda, que, por cierto, me acompaña ahora, al reino. No fue sencillo, pero valió la pena. Valió mucho la pena, he vivido junto a este grupo de gente, momentos divertidos, bonitos, momentos diferentes. Acompañados de un sentimiento blanquiverde que nos une.  He sido Carlos, Gómez, Álvaro, he sido Ricardo. He vivido un viaje (y espero que muchos mas) con ellos, compartido experiencias, animado como uno más.

Multitud de personas con diferentes personalidades, diferentes inquietudes, bajo un mismo paraguas. El de animar al Córdoba CF. He sido Dani, he sido Andrés, Fonti, he sido Fale. Abonado servidor, al fondo sur, para mi Incondicionales era un sector de animación que tenía justo en frente. Una gente que se dejaba la voz y las ganas en una grada que mi vista alcanzaba con un movimiento de banderas blanquiverdes, delante mía. Fue, este concurso el que me dio la oportunidad de poder conocerlos más, de convivir con ellos, e integrarme como un incondicional más. He sido María, Bixaky, he sido Esperanza. Con todo el añadido, de hacer un tifo, (magnifico, por cierto) con ellos. Poder trabajar con Incondicionales, mientras pintas, y escuchas sus historias, hacía que mereciera la pena cada “brochazo”. Anécdotas divertidas, que se cruzan en los recuerdos, mientras, en un pasaje, nos llenamos de pintura, para un trabajo, que además de costoso es impagable. He sido Jesús Ángel, Águila, he sido Alberto. Sentirse uno más. Nunca una frase dijo tanto. Uno más en la grada, ofreciéndome su abono, para que, mi garganta, se rompiera con las suyas, en una grada donde lo que más importa es animar al Córdoba. He sido cada uno de ellos/as, PARA SER LO QUE SOY HOY. Soy un trozo de cada persona, con la que comparto MAS que un amor por unos colores, el blanco y el verde. Soy, un incondicional más, y agradezco de corazón, aquella “llave” dada en forma de concurso, para abrir una puerta, la cual aguardaba amistad, gratitud, y compañerismo. 

 

 Así que, estimado lector, que lees desde un punto neutro esta crónica, te animo a que vivas, lo que he vivido yo, y quedes atrapado, como yo lo he sido, de esta bendita locura, y de sus gentes. 

 

 

Bueno querida, hasta aquí hemos llegado. Emprendimos este camino a finales de 2014 y desde entonces, un año y algo más, hemos acudido puntuales a nuestra cita de los fines de semana contigo, y con el Córdoba. En este tiempo, hemos procurado que nuestro encuentro fuera algo que celebrar entre los cordobesistas, que nos partimos la garganta en el reino. Lugar de encuentros y desencuentros, de ideas plasmadas en tifos, de partidos con final feliz, y con final amargo. Lugar de cenas, barbacoas, festejos. Espacio de reuniones, de juego, de charla.  Zona donde compartir una cerveza, y unas risas.

¿Recuerdas cuando eras una simple cochera? Una a la que se le puso un suelo, unas paredes, pintura, fontanería, carpintería… para tratar de adecentarte todo lo posible, para uso y disfrute nuestro, y de los nuestros. Una de la grandeza de Incondicionales radica en que de un estudiante de turismo salga un diseñador. De ingenieros, albañiles, de un abogado un pintor, de un cocinero un fontanero. De gente corriente, gente majestuosa, sin la ayuda -expresa- de profesionales (más allá de algún que otro padre enrollado, y buena gente).

Y te dejamos como nueva. Un hogar con el que sufrir juntos, esta bendita locura blanquiverde. Nos vamos, -obligados por la venta del sitio a otro propietario comercial- y no por falacias y calumnias de “ruido”. Guardaremos estas vivencias, y nos mudaremos con todo lo aprovechable, a un nuevo hogar, pero tú, tú siempre serás ese primer amor, inolvidable.

Ahora toca decirte adiós. Adiós con el corazón, que con el alma no puedo, que diría la canción…

Gone Baby Gone

 

¿Quereis ver como se gestó el espectacular tifo de Incondicionales? En este video podrás ver como fue todo el trabajo, desde la proyección, hasta el día que fue desplegado en el Arcángel.

 

Si te gustaría participar en el próximo, !no dudes en unirte a nosotros! Regístrate.

Partidazo en mayúsculas de nuestro Córdoba, que hizo vibrar a toda la afición que acudió en masa al Árcangel. Pese al resultado final, todos acabamos con un buen sabor de boca y tenemos más esperanzas en nuestro equipo que nunca.

Incondicionales disfrutó de una grandisima previa antes del encuentro con un perol de arroz para más de 60 personas, estas son las mejores cosas del fútbol, pasar un buen rato rodeado de gente que comparte tu afición. Despúes en el encuentro continuó la fiesta del Cordobesismos en un gran dia para todos.

View the embedded image gallery online at:
http://incondicionalesccf.net/#sigProGalleriad9bf816b58

 

 

"Guerreros de nuestra pasión."

Gran trabajo, gran tifo y gran día. Partido muy importante para el Córdoba ante el equipo revelación de la temporada.

Incondicionales quiso animar a los nuestros con ese lema, y es que, en esta dificil primera división, debemos ser todos guerreros para salir airosos y poder el año que viene disfrutarla otra vez.

View the embedded image gallery online at:
http://incondicionalesccf.net/#sigProGalleria17a04172b6

Nuestras Incondicionales no descansan esta temporada, no quieren dejar a su equipo solo ni un solo partido. Esta vez el destino era más humilde, pero igual de bonito, una visita a Vallecas.

El día no era el mejor para un viaje, ya que se trataba de un lunes por la noche, pero eso poco importa. Allí estaban los nuestros dejandose oir una vez más!

Y la recompensa a tanto esfuerzo fue la mejor, tres puntos más para un Córdoba que salía de la zona de descenso, ¿Quien dijo que estabamos muertos?

View the embedded image gallery online at:
http://incondicionalesccf.net/#sigProGalleria9f8dc7ebdd

Cómo dice el cantico: "Recorremos kilómetros, superamos obstáculos, solo por tí" otra vez nos montamos en un autocar para acompañar a nuestro equipo. Esta vez, nos recorrimos "tan solo" 1500 Km, pero fueron los kilómetros más maravillosos recorridos ya que pudimos disfrutar de la primera victoria del CCF en su retorno a primera. El autor del gol fue el idolatrado Nabil Ghilas, que puso el inamovible 0-1 en el marcador.

 

View the embedded image gallery online at:
http://incondicionalesccf.net/#sigProGalleria9a47e4d9b4

 

 

Nuevo partido fuera de casa y nuevo viaje de algunos de nuestros socios. Esta vez el viaje fue a Getafe, donde el Córdoba estuvo a pocos minutos de lograr la primera victoria de la temporada, pero no pudo ser. Los nuestros volvieron con un amargo sabor de boca, pero esperemos que podamos hacer buenos estos puntos el próximo partido en nuestro reino. Unete a nosotros y anima a nuestro Córdoba para lograr esa ansiada victoria.


¡Se puede! ¡Vamos Incondicionales!

View the embedded image gallery online at:
http://incondicionalesccf.net/#sigProGalleriab975e60edf

Nuevo viaje Incondicional, como el año pasado, viaje a Alcorcón. Esta vez al menos conseguimos un punto, la próxima vez nos traeremos los tres puntos seguro.


View the embedded image gallery online at:
http://incondicionalesccf.net/#sigProGalleria7e8a0a82d7

Partido con precios populares, muy buen ambiente en la grada.

El partido terminó con un Córdoba 2 -  2 Sporting.

 

View the embedded image gallery online at:
http://incondicionalesccf.net/#sigProGalleriafa2069712a

Un grupo de Incondicionales se desplazaron hasta tierras murcianas para apoyar a nuestro Córdoba C.F., pasaron un buen dia por aquellas tierras disfrutando con la amabilidad de sus gentes que en todo momento los trataron muy bien. Gran recuerdo el que se llevan de aquellas tierras, lástima ese empate final, los tres puntos hubiesen sido la guinda del pastel, otra vez será.

En las fotos podeis ver la nueva pancarte On Tour.

View the embedded image gallery online at:
http://incondicionalesccf.net/#sigProGalleriae0d8c9c9fa

 

 

 

Partido correspondiente a la decima jornada de la Liga Adelante. El Córdoba se enfrentaba al Sabadell, el equipo arlequinado no le puso las cosas faciles al Córdoba C.F., sobre todo después de la injusta expulsión de Pedro, pero el Árcangel e Incondicionales nos dejamos la voz para poder mantener la porteria a cero y llevarnos los tres puntos.

View the embedded image gallery online at:
http://incondicionalesccf.net/#sigProGalleria5a6a00949c

La Incondicional

Go to top